Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todas las personas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, 2 mil 100 millones de personas carecen de agua potable en el hogar, y más del doble, 4 mil 400 millones, no disponen de saneamiento óptimo en todo el mundo. Es decir, alrededor de tres de cada 10 personas en el mundo carecen de acceso al agua potable y seis de cada 10 carecen de un saneamiento seguro.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) señala que uno de los grandes desafíos hídricos que enfrentamos a nivel global es dotar de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento a la población, debido, por un lado, al crecimiento demográfico acelerado, y por otro, a las dificultades técnicas cada vez mayores que conlleva hacerlo.

El agua es crítica para el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y el hambre, y es indispensable para el desarrollo humano, la salud y el bienestar. Una buena higiene, por ejemplo, es una forma efectiva y simple de prevenir la propagación de enfermedades. Además, el agua es un factor determinante para el desarrollo económico y social, y mantiene la integridad del entorno natural.

El Foro Económico Mundial sitúa la crisis del agua entre los tres primeros riesgos mundiales. Solo el 20 por ciento del agua residual en el mundo es tratada adecuadamente antes de ser devuelta a los cuerpos de agua que suministran las redes de agua potable. No responder de manera inmediata y efectiva a los desafíos para conseguir mejor calidad y sostenibilidad del agua tendría efectos globales devastadores.

Metas para el Objetivo

6.1 De aquí a 2030, lograr el acceso universal y equitativo al acceso de agua potable a un precio asequible para todos

6.2 De aquí a 2030, lograr el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos y poner fin a la defecación al aire libre.

6.3 De aquí a 2030, mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentando considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos a nivel municipal.

6.4 De aquí a 2030, aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua y reducir considerablemente el número de personas que sufren falta de agua

6.5 De aquí a 2030, implementar la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda

6.6 De aquí a 2030, proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, inversión y participación para gestionar los servicios.

6.7 De aquí a 2030, ampliar la cooperación municipal para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, como los de captación de agua, desalinización, uso eficiente de los recursos hídricos, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización

6.8 Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento

Objetivos