Visión de Ciudad

Las sociedades de todo el mundo atraviesan por una serie de retos que darán forma al contexto político y social del siglo XXI. Lento crecimiento económico, altos niveles de desigualdad social y un impacto ambiental cada vez más alto son algunas de las características que las sociedades alrededor del mundo tienen como retos a vencer.

Juárez no es la excepción. Los retos para nuestra ciudad son cada vez mayores. Amplificada por la lógica política electoral, la falta de planeación a largo plazo ha frenado históricamente el desarrollo de nuestra ciudad y ocasionado problemas adicionales como una mala gestión territorial, graves problemas de inseguridad y violencia, corrupción política y administrativa, así como malas condiciones en la infraestructura urbana, rezago en las políticas de movilidad y falta de coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno y la sociedad, por nombrar algunas.

Desde 2011, Plan Estratégico de Juárez inició la medición de la situación actual de la ciudad a través del Sistema de Indicadores de Calidad de Vida Así Estamos Juárez como un esfuerzo por realizar un diagnóstico preciso de la ciudad. El Instituto Municipal de Investigación y Planeación realiza la Radiografía Socioeconómica del Municipio de Juárez para medir los avances y retrocesos de la ciudad en diversos aspectos. El Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana da seguimiento puntual a diversos indicadores de seguridad. Estos diagnósticos, han sido el punto de partida para conocer las problemáticas de la ciudad y su evolución a lo largo del tiempo.

Cada año, Juárez avanza y retrocede. Mientras ciertas áreas como la generación de empleos han recibido un incremento sostenido en los últimos años, la remuneración de esos empleos no ha permitido incrementar la calidad de vida de las personas que han obtenido dichos espacios laborales. Además de estos grandes contrastes (que no se limitan al tema económico) cada administración municipal, estatal y federal guarda un enfoque distinto que le permite crecer en áreas rezagadas, mientras retrocede en ámbitos que ya se encontraban en crecimiento.

El diagnóstico de la ciudad es claro: Juárez no va por buen camino. Los esfuerzos que actualmente se realizan son insuficientes para contener y revertir los problemas históricos de la ciudad. La falta de vinculación de esfuerzos genera duplicidad de labores y vacíos de atención en otras áreas. La calidad de vida de la ciudadanía, pese a todos los esfuerzos de diversos sectores de la sociedad, se ha mantenido estática a través de los años.

De seguir por esa ruta, Juárez enfrenta un futuro complicado. En las condiciones actuales, la ciudad tiene por delante una mancha urbana insostenible, servicios públicos cada año más costosos y de menor calidad, un incremento sostenido en la desigualdad social; nos aguarda un futuro con abandono de grandes sectores de la sociedad, sin acceso a los derechos humanos y con altos niveles de pobreza; una seguridad frágil en el mejor de los escenarios, una movilidad insostenible para la competitividad y para el medio ambiente. Los diagnósticos coinciden en que, si bien hay ciertos avances, en la mayoría de los ámbitos la ciudad está en su límite y los problemas, lejos de ceder, incrementan.

Para enfrentar estas contradicciones y podernos trazar una ruta, es necesario trascender de la lógica de medición a la de proyección y visión a largo plazo. Pasar de Así Estamos Juárez al Juárez que Queremos.

Queremos una ciudad para todas las personas. Un lugar que pueda ofrecer una vida digna y con oportunidades, una ciudad vibrante que permita el desarrollo de las personas y que les permita llegar tan lejos como así lo desee cada quien, una ciudad donde tengamos garantizada la realización de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, una ciudad con grandes estándares de calidad de vida y con acceso a la justicia, con paz. Este es un Juárez que tenemos la certeza de que podemos construir juntos.

Con ese fin, es que se ha realizado el esfuerzo de Juárez 2030, un plan para una ciudad sostenible. Una brújula tanto para sociedad civil organizada, universidades, organismos empresariales, vecinas y vecinos, colectivos, clubes sociales, como también para los gobiernos Municipal, Estatal y Federal.

Trabajar alrededor de una visión compartida y mediante la vinculación de esfuerzos tiene la fortaleza de transformar el alcance e impacto tanto de políticas públicas como de proyectos de inversión, acciones de la sociedad civil organizada y enfocar la participación ciudadana.

Con una visión clara para el futuro, la sociedad cuenta con una nueva herramienta para empezar a trabajar en conjunto desde el día de hoy.

Un plan de ciudad

El análisis del contexto político, social y económico de Juárez, así como de indicadores de fuentes oficiales, de sociedad civil o empresariado como Así Estamos Juárez, Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC), Desarrollo Económico y Observatorio de Convivencia y Seguridad Ciudadana (de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez), permitió a un grupo de organismos públicos y privados (Grupo Impulsor) definir, a partir de la detección de necesidades en nuestro municipio, que la agenda de ciudad debería ser concretada a partir de una herramienta de planeación estructurada y de largo plazo: Plan de Metas de Ciudad.

Para llevar a cabo un Plan de Metas se requiere de una apuesta interinstitucional que combata la falta de continuidad y seguimiento en las administraciones municipales, los cambios de funcionarios, planes municipales de desarrollo con duración de tres años, debilidad de los mecanismos de articulación y diálogo entre instituciones, falta de instancias de rendición de cuentas y crisis de representatividad política.

Por lo anterior, se identificó la urgencia de elaborar un instrumento de planeación a largo plazo a través de una agenda ciudadana que permita fijar metas para conocer dónde queremos estar, así como dar cuenta de los avances que se logren en cada administración municipal. Esta agenda busca articular esfuerzos entre sociedad y gobierno, dar seguimiento al destino de los recursos y fortalecer las instituciones públicas, trascendiendo los plazos políticos, en apego a criterios técnicos, democráticos y éticos que permitan construir el Juárez que queremos.

El Plan de Metas es un instrumento que facilita la planificación, gestión, información pública, rendición de cuentas y el seguimiento de las acciones conjuntas entre sociedad y gobierno; busca favorecer la interacción entre gobernantes y ciudadanos, así como facilitar la evaluación de las políticas públicas y aumentar la eficiencia y efectividad de las mismas teniendo en cuenta dos objetivos principales: la gestión orientada a resultados y la materialización de las prioridades de la ciudad en metas concretas basadas en indicadores de cumplimiento.

Grupo Impulsor